TEMPERLEY AMARGÓ EL FESTEJO DE BROWN

Cuando todo indicaba que el tricolor se quedaría nuevamente con el clásico, Baldunciel sobre el cierre le dio un empate más que festejado para el gasolero. Finalmente fue 2 a 2 y con polémica.

Un Arandilla explotado de gente recibió por primera vez en su historia un partido nocturno en el tan ansiado debut de la iluminación artificial. Con festejos de todo tipo, las infantiles de futsal, taekwondo, entre otros deportes del club, fueron iniciando la previa del encuentro que culminó en un gran show de fuegos artificiales al prenderse las luces por completo.

No solo fueron las luces, un acceso hecho a nuevo y un ingreso por la calle De Maria, más la pavimentación de parte del estadio y la apertura del local de merchandising oficial dentro de la cancha, fueron otras de las actualizaciones del Lorenzo Arandilla.

Un gran marco de gente en las tres tribunas del estadio, con globos, banderas y bengalas tricolores, dieron recibimiento a la visita y luego al conjunto de Pablo Vico, que se mostró emocionado por la nueva adquisición de la cancha.

El partido de Brown vs Temperley

Ya con el pitazo inicial, Brown dominó bastante tiempo el juego, hasta que a los 15 minutos de iniciado el encuentro, Arrechea de cabeza puso el 1-0 para delirio de los locales en una noche que venía redonda.

Brown De Adrogué vs. Temperley

Tras un primer tiempo que se fue apagando de a poco y que culminó con la expulsión de Angelini en Temperley, el segundo tiempo arrancó más intenso para el gasolero que no hacía parecer esa falta de un hombre en cancha.

Fue así que tras un tricolor muy replegado atrás a pesar de tener uno más, el héroe celeste de la noche, Lucas Baldunciel fue quien empataba todo al minuto 25 del complemento. A partir de ese momento ambos equipos jugaron con el temor de replegarse y atacar al mismo tiempo, lo que dio un partido trabado y muy frenado, cosa que el árbitro Sebastián Martínez, también permitió con cortes.

Un ataque aislado pivoteado por el número 20, Buter, que derivó en un centro por el costado derecho, trajo el 2-1 del tricolor de la cabeza del mismo Buter que disputó hasta el final. El estallido del Lorenzo Arandilla fue abismal. Se coronaba la fiesta que el tricolor merecía.

Pero, el 19 del gasolero, no estaba muy de acuerdo. Con un Brown al borde del festejo, muy replegado atrás, al minuto 49 y medio de 50 dados por el referí, nuevamente Baldunciel con un disparo más obligado que buscado, dio con el agónico empate del cele para alegría de suplentes y allegados, y para amargar la fiesta de la gente tricolor que estaba a segundos de adueñarse de un nuevo derbi.

Resumen del partido

Sin tiempo para más, Temperley fue quien festejo con ese agónico empate pese a que sigue sin ganar en el campeonato. Mismo caso para el tricolor, un empate con sabor a derrota los deja con ganas de revancha de cara al próximo duelo por la fecha 3 del torneo “Timoteo Griguol”.

La próxima fecha Brown visita a Talleres de Escalada y Temperley recibe a Almagro.

La polémica extra futbolística

El clásico se vivió como tal. Intensidad dentro del campo de juego y algarabía en las gradas. Con el partido caliente sobre el final, casi se van a las nanos en las cabinas de transmisión donde coincidieron medios partidarios de ambas parcialidades.

Festejos desaforados, chicanas desubicadas hicieron que la cosa terminé tensa. Mucho más de lo que debiera ser para un evento deportivo.

Suben y Bajan. El youtuber estuvo en el Arandilla mostrando la fiesta tricolor